Pensando en el futuro: empaques ecológicos

Empaques ecológicos

En la última década la humanidad ha hecho esfuerzos desesperados por las recientes confirmaciones de la NASA sobre el deterioro de la capa de ozono, y nos hemos propuesto como sociedad cuidar a como dé lugar nuestra amada tierra.

Quienes principalmente han tomado la batuta de dicha campaña mundial son, sin lugar a duda, las grandes industrias las cuales tenían como primordial método de empaque el plástico. Tales como las embotelladoras de agua, de limpieza, de productos de aseo personal como shampoos, cremas, jabones, cosméticos, entre otros muchísimos productos embotellados.

Principalmente los alimentos enlatados cuyos embaces tardan entre 30 y 40 años en degradarse, la más alarmante, las bolsas de plástico que tardan 150 años en degradarse.

Entrando el siglo XXI se disparó una fuerte ola de casos de contaminación e intoxicación tanto de personas como de animales en todo el mundo, grandes cantidades de personas intoxicadas por los desechos que sin ningún escrúpulo las grandes industrias y removedoras de basura arrojaban a los ríos y mares, volteando a otro lado para no ver el daño que estaban causando al planeta. Y así comenzaron a aparecer grandísimas cantidades de animales marinos muertos en las costas de diferentes partes del mundo, casos de personas con infecciones extrañas que las llevaban a la muerte.

Fue entonces que la ONU tomó la iniciativa y comprometió a los representantes de cada país en el concejo de Asamblea General a trabajar por la preservación del planeta y poder brindar un mejor futuro a las generaciones venideras, once años después de comenzar con dicha lucha, surge en Río de Janeiro la campaña “Río+20” (2012), donde la Organización de las Naciones Unidas así como los representantes del sector privado, las ONG y otros grupos se unieron a discutir temas tales como pobreza, equidad social y medio ambiente. La razón de ser de dicha campaña es una visión a veinte años sobre qué harán los líderes mundiales y representantes para combatir los tres temas mundiales principales.

“Greenpeace” otro guerrero del medio ambiente ha luchado por muchas causas mundiales pero su principal pugna es la de preservar el medio ambiente, es decir, fomentar una cultura de limpieza, así como la concientización hacia la sociedad sobre cómo ayudar al planeta.

 

            Bajo este escenario las industrias se pusieron la camiseta y aceptaron buscar diferentes tipos de materiales para sustituir el plástico al menos en un 50% de la fórmula de sus productos y encontraron la manera de hacer bolsas degradables, empaques de cartón, bolsas de tela para hacer compras y también cuidar el ambiente. Y así poco a poco la sociedad se fue acostumbrando a la cultura de la preservación del planeta, cuidando lo que consumían y sintiendo su aporte a la sociedad venidera.

Las grandes marcas de comida rápida quienes eran sin lugar a duda unas de las grandes fuentes de contaminación cambiaron sus empaques por bolsas de papel, incluso sus envases de soda son de materiales degradables.

El auge de usar materiales reciclados para crear empaques se desató no hace más de 10 años, y trajo con esto una moda de “Producto artesanal” muy fuerte, la cual estamos viviendo en nuestros días. Particularmente con las tribus urbanas ha tenido muy buena aceptación, sin embargo, las grandes industrias no se quedan atrás y se han creado desde cajas para guardar zapatos de marcas reconocidas, hasta las famosas botellas de agua “ECO”.

            La marca de ropa “LACOSTE” rindió tributo a esta campaña mundial con una muy buena forma de entregar sus prendas, una caja de material reciclado llamado Branding y packaging” la cual sus clientes amaron por completo. A decir verdad, la preservación del medio ambiente es una de las causas mayores en nuestros tiempos, y lo seguirá siendo por todo lo que resta de la existencia del planeta.

Si te interesa la creación de empaques para tus productos es una muy buena opción la creación de un diseño sencillo y más que nada que no dañe al medio ambiente, e incluso pueda ser creado con materiales reciclados, siendo así tu producto se venderá por sí solo, y tú como productor te sentirás comprometido con tu planeta.